martes, 31 de enero de 2012

Otoño en NY, Requiem por un sueño (2000) y Quiereme si te atreves (2003)

Este fin de semana ha sido muy frutífero, hemos salido a la montaña y hemos disfrutado de la nieve como podéis ver en el blog de Per la muntanya , y también hemos visto películas, eso sí, un tanto antiguas. Temo que con los cambios que han habido en el mundo web esta semana, el blog se vea afectado, ya que se está haciendo muy difícil descargar películas. De todas formas, aunque descienda el número de entradas, intentaré actualizar con normalidad, contando noticias y estrenos y también dándole más protagonismo a otros temas como la cocina, el arte....

Vimos Otoño en NY, de Richard Gere y Winona Ryder. La habia  visto un millón de veces, pero me apetecía volver a recordar esa dulce historia de amor caduco. Un hombre mujeriego, maduro y sin ganas de comprometerse conoce a una joven, inocente y sin muchos golpes en el amor. Su amor tiene fecha de caducidad, ya que ella tiene una grave enfermedad de corazón y saben con certeza que en pocos meses todo acabará. A pesar de eso, luchan y se demuestran amor, para que ella sea feliz y para que él jamás olvide un amor verdadero. 
Me cuesta creer que alguien no la haya visto, pero si es tu caso y te gustan los dramas románticos, no lo dudes. Además, creo que esta película encanta cuando la ves por primera vez. 

Sinopsis: Will Keane, adinerado propietario de varios restaurantes en Manhattan, es un hombre maduro y atractivo que aparentemente lo tiene todo, menos relaciones sentimentales prolongadas debido a su reticencia al compromiso; Charlotte es una joven y bonita veinteañera estudiante de arte. Ambos se conocerán en Nueva York y surgirá un apasionado romance. Uno más de tantos para Will, según cree éste al principio; además, entre ambos hay muchas diferencias: edad, clase social, personalidad,... Pero ella le cuenta un secreto que le hará cambiar: Charlotte tiene una enfermedad terminal y su deseo era vivir una gran aventura de amor antes de enfrentarse a su final.


Gracias a la banda sonora nos aventuramos a ver Requiem por un sueño. Recordaba haberla visto en mis años de instituto, supongo que por despertarnos y alertarnos de las drogas a los 16 años te colocaban esta película y los profesores se quedaban tan anchos. Pero bueno, en general no recordaba demasiado y lo cierto es que me "gustó". Bueno, me pareció realmente buena, en cuanto, al enganche al que te someten. Te mantiene totalmente dentro de la película, tienes casi una sobredosis, al igual que los protagonistas. Al principio te cuesta entender de qué va, pero luego, se mueve muy rápido, la banda sonora avanza cada vez más rápido, hasta que ya no tienes escapatoria, las escenas se suceden muy muy rápido, y te entra un desasosiego difícil de controlar. Te pone muy nervioso, y todo va aumentando a medida que los protagonistas van degradándose y cayendo en un mundo del que jamás podrán salir. 
Os recomiendo verla 100%, y ya me contareis.

Sinopsis: Harry (Jared Leto) y su madre (Ellen Burstyn) tienen sueños muy distintos: ella está permanentemente a dieta esperando el día en que pueda participar en su concurso televisivo preferido; la ambición de Harry y su novia Marion (Jennifer Connelly) es hacerse ricos vendiendo droga y utilizar las ganancias para abrir un negocio propio, pero nunca tienen el dinero suficiente para ello. A pesar de todo, Harry y Marion no se resignan y harán lo inimaginable para conseguir la vida que anhelan. 


Buscando películas romámticas me topé con Quiereme si te atreves. En España no tuvo mucho éxito en su estreno y es que no se porqué pero las películas francesas con una estética grotesca, quizá negra y surrealista no terminan de convencernos. En mi produjo sentimientos contradictorios, por momentos me gustó porque los protagonistas desprenden un amor-odio, tierno y violento a la vez. Son dos niños que se han criado juntos, por ser un tanto especiales y desde pequeños juegan a retarse y a jugarse la vida incluso por un juego estúpido de "capaz o incapaz". Por otro lado, es un tanto previsible, y le falta la magia de Largo domingo de noviazgo o Amelie. Por más que intenta recrear una escena romántica para resarcirnos de tanta burla, no consigue emocionar de verdad.
Por otro lado, me gustó la complicidad de los protagonistas, y me ha gustado ver, que con los años en la actualidad son pareja y tienen un hijo.
Os aconsejo verla y me contáis vuestras impresiones.

Sinopsis: Lo que comenzó como un juego de infancia entre Sophie y Julien, un juego de atrevidos retos, con el tiempo se ha convertido en una forma de vida. Sophie y Julien llevan ese juego hasta el límite, se burlan de todo y de todos y se hacen daño deliberadamente. Moderno cuento de hadas que relata una grotesca y hermosa relación de amor-odio.

No hay comentarios: