miércoles, 27 de octubre de 2010

Precious y Serendipity

La semana pasada tuvimos doble sesión de cine, pero lo cierto que ambas películas no llegaron a atraparme.

Por un lado Precious, película que dió bastante de qué hablar en los últimos Oscar por sus nominaciones, por sus actrices principales y por los papeles secundarios... atención a la aparición de Mariah Carey ( sin maquillaje) y Lenny Kravitz.

Sinopsis:Cuando Precious (Gabourey Sidibe), de 16 años, aprende a leer y a escribir, descubre un nuevo mundo. Un mundo en el que puede al fin expresarse de una manera que nunca pudo imaginar. Un mundo donde cada chica puede ser hermosa, fuerte, independiente…

Es un drama desgarrador, duro, violento, en ocasiones con imágenes fuerte y que dañan la sensibilidad si uno piensa que alguien puede llegar a tener una vida tan triste como Precious. Nos da lecciones: hay que aferrarse a la vida, hay que luchar por lo que uno quiere, hay que buscar las personas adecuadas para que te ayuden a ser feliz, hay que superar los malos tragos de la vida buscando pequeñas salidas que nos dejen ver la luz al final del tunel, hay que huír de lo que nos hace daño... y rápido porque sino ya no tendrá remedio.

http://homocinefilus.com/wp-content/uploads/2010/02/precious.jpg


 Vimos o ví mejor dicho... Serenditity (2001). Busqué películas románticas... y al verla supuse que sería buena, pero lo cierto es que... no llegó a ser más que una historia para pasar el rato. Bajo mi punto de vista unicamente tiene de romántico, los pequeños aspectos y diálogos que tratan sobre el destino.
Dos personas se encuentran casualmente y a pesar de empezar a gustarse deciden que sea el destino quien las una si las ha de unir más adelante, ya que ambos están prometidos. Creo que es una película artificial en cuanto a sentimientos ya que no entiendo cómo dos personas con parejas de las cuales están enamorados... pueden tener un encuentro casual con tanto feeling con alguien desconocido. Y por otro lado, si encuentras de verdad a quien crees tu media naranja... porqué separarse para ver si el destino te vuelve a unir, perdiendo años de felicidad?

Sinopsis: Comedia romántica acerca de la fuerza del destino sobre dos personas que acaban no deseando otra cosa que reencontrarse. Cierto bullicioso día de compras del invierno de 1990, Jonathan Trager (John Cusack) se cruza con Sara Thomas (Kate Beckinsale). Son dos extraños en medio del gentío de la ciudad de Nueva York cuyos pasos han coincidido llevados por el loco torbellino festivo, cayendo presos de una mutua e irrefrenable atracción. Aunque cada uno de ellos está comprometido con su respectiva pareja, Jonathan y Sara emplean toda la tarde vagando por Manhattan, sin saber en todo ese tiempo el nombre del otro. Para cuando la velada llega al inevitable final, ambos sienten la necesidad de decidir el siguiente paso a dar. Cuando un turbado Jonathan sugiere intercambiar números de teléfono, Sara se detiene bruscamente y propone una idea que deja en el destino las riendas del futuro. Si resultan estar predestinados a permanecer juntos, le dice Sara, hallarán el modo de reencontrarse. Cuanto menos, ése es el plan. Sin embargo, la suerte no apunta en tal dirección. Algunos años después, las vidas de Jonathan y Sara han emprendido direcciones drásticamente distintas, hallándose ante la perspectiva de casarse con otra persona. De una vez por todas, ha llegado la hora de la verdad para ambos al tratar de satisfacer la curiosidad localizándose mutuamente por todos los medios posibles. Pero, ¿podrán burlar el destino y sujetar sus riendas?.

http://pabblogger.files.wordpress.com/2010/01/john_cusack_kate_beckinsale_serendipity_0011.jpg

1 comentario:

Pedro dijo...

Pues sí, asi son las cosas y asi se las han contado...