martes, 20 de julio de 2010

Recuerdos prestados

Ya me he terminado el libro de Cecelia Ahern, Recuerdos prestados. No sé por donde empezar para mi gusto es sencillamente maravilloso.
Es un libro que al igual que pd:te quiero, sé que lo tendré muy cerca porque seguramente lo volveré a leer. Recuerdos Prestados fue publicado en 2008, cuatro años después de Pd: te quiero, y aunque en ese tiempo la irlandesa ha publicado otras novelas ( las cuales tengo apuntadas leer) creo que Recuerdos prestados le ha servido para evolucionar dentro de la literatura y llegar a desarrollar y potenciar mucho más el estilo tan personal de Cecelia. 
Es una gran novela porque la historia siempre se narra desde las perspectivas de los dos protagonistas y todo lo que ocurre permite que el lector disfrute del análisis de las situaciones desde varios prismas. Además profundiza enormemente en la personalidad, en los sentimientos más ocultos de cada uno de los personajes por ello podemos decir que es muy emocionante y sentimental. 
Quizá el punto de unión de los protagonistas- una transfusión de sangre- no sea lo más común para conocer a tu alma gemela, pero Cecelia siempre utiliza ciertos toques "paranormales" en todas sus novelas. 
Me sentí muy identificada con Joyce, la protagonista y reí y me emocioné muchísimo con el personaje de su padre. Un hombre entrañable, un anciano al borde de la senilidad que aporta ese toque dulzura, sensibilidad y humor a la historia.
Os invito a leer esta novela, a mi me enganchó desde el inicio y seguro que a vosotros os producirá el mismo efecto.
http://ylhhyw.bay.livefilestore.com/y1pR9t-xS9GpMG_J0BXt5VflymAAY-FgNrbGVoFK7no0z31KGyzL0SNvYtLKaN5hLz0dKrIWi-O-aGf6xJ8mkgEjqUaxrnIA0Oq/Recuerdosprestados.jpg



Reseña:

Joyce Conway deja el hospital después de recuperarse de un terrible accidente. Habiéndose enfrentado a una experiencia al borde de la muerte, despierta y se encuentra con la cruda realidad de su trivial matrimonio, y jura comenzar de nuevo, separándose de su marido, Connor, y mudándose de nuevo a casa de su padre.

Justin Hitchcock llega a Dublín para dar una conferencia. Recientemente divorciado y viviendo cerca de su hija Bea, pero lejos de su hogar en Chicago, se siente solo e inquieto. Cuando la hermosa doctora Sarah le convence para que done sangre, él acepta despreocupadamente, esperando al menos conseguir una cita con ella. Entonces, una lluviosa noche, Joyce y Justin se cruzan en las más extrañas circunstancias. No tienen ni remota idea de que sus destinos están mucho más relacionados de lo que ninguno podría imaginar.

( Hoy me he comprado: Las viñas de Napa Valley de Nora Roberts)

No hay comentarios: