miércoles, 23 de junio de 2010

El baile de la Victoria y Resacón en las Vegas

Empiezo a pensar que el gusto de la masa me defrauda. Este pasado fin de semana vimos dos películas, por un lado El Baile de la Victoria, de la cual no sabía cuando empecé a verla ni el título y por otro lado Resacón en las Vegas de la que conscientemente sabía a lo que me enfrentaba.
Todo concluyó en una película de la que se podía haber extraído muchísimo más y en una película que no aporta nada pero sorprendentemente es una de las más vistas ( hay que decir que este baremo de personas está sacado de las mismas personas que vieron Señales del futuro, ya me entendéis).

El baile de la Victoria (2009) es una película dirigida por Fernando Trueba, de producción española aunque rodada en Chile. Es una adaptación de la novela homónima de Antonio Skármeta y como adaptación que es... mucha gente critica que no llega a ser todo lo que se esperaba de ella, porque rompe un poco la esencia pura del libro.  Yo no me he leído el libro por lo tanto no sé decir llega a estar a la altura de la novela, pero en general puedo hacer un comentario lo más personal que sé de la dirección de Trueba. En mi opinión refleja los sin sabores de la vida, las miserias y los sueños de aquellos que no nacieron en un país donde existieran las oportunidades y la libertad. Los personajes son personas que no tienen una estrella pero a pesar de ello y de los errores de la vida intentan buscar la felicidad.

Me encantó la personalidad de cada uno de ellos, la ambientación, el ritmo,  el saber que cada uno tiene una dura historia detrás, las interpretaciones consiguen estar a muy buena altura, aunque la pena es que a pesar de siempre estar cerca del dramatismo y de la lágrima fácil, en ningún momento me llegué a emocionar. Hubiera preferido un momento, un instante en el que se me hubiera erizado la piel, a miles de momentos de clímax tristes y dramáticos.

Sinopsis: Con la llegada de la democracia, el presidente de Chile decreta una amnistía general para todos los presos sin delitos de sangre. Entre ellos se encuentran el joven Ángel Santiago (Abel Ayala) y el veterano Vergara Grey (Ricardo Darín), un famoso ladrón de cajas fuertes.Sus planes no pueden ser más opuestos. Mientras Vergara Grey sólo quiere recuperar a su familia y cambiar de vida, Ángel sueña con vengarse del alcaide de la prisión y dar un gran golpe.Pero en su camino se cruza la joven Victoria (Miranda Bodenhöfer); las vidas de los tres sufren un cambio total que les llevará a enfrentarse con un nuevo destino.

http://www.yencimasellamabaalabama.com/wp-content/uploads/2010/02/El-baile-de-la-victoria-a-caballo.jpg

Como decía, también vimos Resacón en las Vegas ( 2009): dícese de una película que no aportará nada en tu vida, ni siquiera unas risas al verla.
Tiene un gran presupuesto, como la mayoría de las producciones americanas, pero eso no consigue que un guión tan simplón mejore. En general, los efectos, el montaje y la fotografía son buenos pero para mi gusto tiene mucho más peso los super tópicos machistas que aparecen, los cuales enturbian y desmejoran lo que pretende ser una comedia.
En ella podéis encontraros con el novio que pretende ser fiel en su despedida de soltero, a su mejor amigo el cachas que siempre triunfa al que no le importa ni su mujer ni su hijo, al amigo raro, raro que hace cosas que llegan a asustar a los otros, y finalmente al amigo que está comprometido con una mujer que según sus amigos no le conviene. Atención con el final! cuanto este último chico le dice a su novia en pocas palabras que " hay cosas que sólo son de hombres y que todos los hombres deben hacer".
Ahora viendo la portada me ha llamado la atención que no aparece el novio! jeje pero bueno es normal ya que debe de acumular unos pocos minutos de pantalla en total.

Os animo a ver las dos películas y comentarlas. Un saludo!



http://www.elseptimoarte.net/carteles/resacon_en_las_vegas.jpg

Sinopsis: Dos días antes de su boda, Doug (Justin Bartha) viaja en coche a Las Vegas con sus mejores amigos, Phil y Stu (Bradley Cooper y Ed Helms), y su futuro cuñado, Alan (Zach Galifianakis), para celebrar un fiestón de despedida. A la mañana siguiente, los tres amigos del novio se despiertan con una fuerte resaca y no recuerdan nada de lo sucedido durante la juerga nocturna. La suite del lujoso hotel está convertida en un basurero y el novio no aparece por ninguna parte. Sin ninguna pista de lo sucedido y con poco tiempo que perder, los tres deben intentar recordar sus malas decisiones de la noche anterior para averiguar dónde está Doug. Pero cuanto más empiezan a descubrir, más se dan cuenta de los problemas en los que están metidos.

No hay comentarios: