martes, 20 de abril de 2010

Salvar al Soldado Ryan

El viernes volvimos a ver Salvar al Soldado Ryan (1998). Hacía muchísimos años que no la veía y lo cierto es que tuve la sensación de que estaba ante una película actualísima.Quizá sea porque ahora, con la distancia de los años se pueda decir más que nunca que Steven  Spielberg realizó junto a la Lista de Schindler  una película que marcó un antes y un después en la historia del cine bélico.

No hay palabras para describir los intensos  primeros 30 minutos del largometraje, el desembarco de Normandía en la playa de Omaha el 6 de junio de 1944. Es un inicio aterrador, abrumador, cruel, dramático, de terror... quizá el empezar con el listón tan alto hace que posteriormente la película decaiga lentamente hasta el encuentro en la escena final del puente.

Como positivo me quedo con la interpretación de Tom Hanks y con las impactantes escenas de violencia (pelea cuerpo a cuerpo con el cuchillo), con el dramatismo de la muerte en el campo de batalla, con la brillantez con la que se recrean los escenarios, las ruinas de los pueblos, con la calidad técnica del inicio, con la hiperrealidad del sonido de los disparos, con detalles tan simples como el momento de contar las chapas...
Como nota negativa destacaría la aparición de Matt Damon en escena, el cual no aporta ni trasmite absolutamente nada a la pantalla y por otro la facilidad que tienen... los protagonistas de esquivar las balas en el desembarco, parece más que imposible que no sean alcanzados también.
http://cms7.blogia.com/blogs/p/pa/pab/pablocine/upload/20061201210207-savingprivateryan.jpg

No hay comentarios: