lunes, 25 de enero de 2010

Sin demasiado brillo

La verdad es que las películas que últimamente estoy viendo no son para tirar cohetes, más bien tienden a ser simples y poco originales. Este fin de semana hemos visto La lista 2008, me acuerdo de esta película porque coincidió con la muerte de Ledger y su ex-novia Michelle Williams estuvo ausente en la promoción de la película durante un tiempo. Además a pesar de estar rodada en Madrid la última parte de película, en  España casi no tuvo repercusión su estreno.

Me cuesta entender cómo películas con un presupuesto tan alto pueden llegar a tener tan poco éxito, aunque a decir verdad esta película no se merece más, y es más, creo que si los actores no fueran los que son aun sería mucho peor.

Yo la resumiría con una frase: "como joder tu vida por cuatro polvos".

Hace tiempo ya comenté la película de Sexo a la carta, a la que me recordó La lista, que más o menos viene a ser que por error el protagonista entra en un juego de quedadas a través del móvil en el que nadie conoce el nombre de nadie, simplemente te llaman y tienen sexo contigo. El problema viene cuando al juego de las quedadas no has entrado por casualidad y cuando el protagonista se enamora de una de las de su lista. La trama me pareció bastante simple y previsible ya que pronto te das cuenta de que algo "misterioso" hay detrás.

Sinopsis:
Jonathan McQuarry (Ewan McGregor) es un auditor anónimo perdido en el mar de la poderosa élite de la ciudad de Nueva York. Un encuentro fortuito con Wyatt Bose (Hugh Jackman), un abogado corporativo de gran carisma, le presenta a Jonathan una ciudad de Nueva York que sólo existe para los privilegiados: un rincón de juegos decadente para directivos de clase alta de Manhattan. En el mundo de Wyatt, los hombres llevan trajes de cuatro mil dólares y, cuando se aflojan el nudo de la corbata, frecuentan discotecas donde las mujeres son muy atractivas y siempre están disponibles. ¿Y qué hay para los agentes de bolsa que trabajan dieciocho horas al día y que no tienen tiempo para una vida personal? Para ellos está: "La Lista", algo así como un club de sexo donde con el número de móvil adecuado y cuatro sencillas palabras ("¿Estás libre esta noche?") pueden obtener una noche de placer sexual. En este nuevo mundo, Jonathan descubre un lado de su personalidad que él mismo desconocía. Sin embargo, un affaire con una bellísima y misteriosa extranjera que Jonathan conoce sólo por la inicial de su primer nombre, "S" (Michelle Williams), le mostrará otro mundo que él nunca imaginó: el de las trampas y los asesinatos.


http://www.loociano.com/blog/wp-content/uploads/2009/04/la_lista_poster_pelicula.jpg
Y por otro lado también vimos Porqué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas. Simplemente es una película (o documental como se define ella misma) que no recomiendo, motivos? es realmente cine aburrido, simplón, lleno de estereotipos y topicazos entre ambos sexos. Podrían haberle dado la vuelta a la tortilla y demostrar que con estos tópicos es mejor no generalizar pero no, abogan por hacer una diferenciación más que cuestionable sobre el comportamiento y las reacciones de hombre y mujeres ante las relaciones sentimentales. Utilizan el "atractivo" protagonista para mostrar que hombre es ser infiel por naturaleza o por lo menos siempre de pensamiento y que las mujeres pueden llegar a aceptar una infidelidad de sus maridos por tener un hombre guapo al lado.

No quisiera decir que el libro que lleva el mismo libro relata de la misma forma la historia, la verdad es que no lo sé, pero por lo que respecta a la película el cine europeo concretamente el alemán una vez más me demuestra que no está al nivel.


Sinopsis:
Las mujeres critican a los hombres por ser insensibles y no escuchar, por no ser afectuosos ni considerados, por no comunicarse, por no expresarles todo el amor que ellas necesitan, porque nunca encuentran nada en la nevera, por no comprometerse en las relaciones, por preferir el sexo a hacer el amor y por dejar la tapa del inodoro levantada. Los hombres critican a las mujeres por su forma de conducir, por mirar los mapas al revés, por su falta de sentido de la orientación, por utilizar los lavabos como salas de reuniones, por hablar demasiado sin ir al grano, por no tomar la iniciativa en el sexo más a menudo, y por dejar bajada la tapa del inodoro. ¿Por qué?: Porque los hombres y las mujeres son diferentes. Ni mejores ni peores, simplemente diferentes

No hay comentarios: