lunes, 9 de noviembre de 2009

El Luchador ( 2008)

El Luchador es el prototipo de película que no escojo para un sábado por la noche, en realidad estaba entre un montón de posibles elecciones más atractivas pero finalmente nos inclinamos a verla y creo que acertamos. ( He de apuntar.... que quien más ímpetu tenía por verla me abandonó en el minuto 20 para entrar en el más profundos de los sueños).
Me parece un retrato más que acertado de los sinsabores de la fama. De cómo la vejez y el paso de los años dejan a un lado a quienes fueron grandes bajo los fríos focos de un ring. La soledad, el abandono y la búsqueda de  amor son los temas principales que el director pretende transmitirnos a través de la vida de Randy.

Busqué una similitud entre los dos protagonistas y la encontré. Randy, el luchador, quien lo tuvo todo en su juventud se encuentra solo, con un cuerpo destrozado por las peleas y enfermo a causa de la cantidad de drogas que había tomado en su juventud para mantener un cuerpo tan hormonado. Junto a esto vemos como las estrellas se estrellan con el tiempo y acaban solas y normalmente arruinadas teniendo que sobrevivir rogando por un empleo ( en este caso en una carnicería).  Por otro lado, tenemos a la stripper, una prostituta que se ve marginada y es vejada de la misma manera que Randy porque  su cuerpo ha dejado de ser dulce y aniñado.
Son dos caras de la misma moneda, personas con una vida pública aparentemente feliz pero también (casi siempre) con una vida privada desoladora.

Me resultó atractivo conocer un poco más de cerca el mundo de la lucha libre americana, ya que la verdad no tenía ni idea de cómo funcionaban las peleas y me pareció realmente bueno los enfoques de la fama que se muestran en la película sobre todo me quedo con el momento (desolador)  de la habitación con las grandes estrellas del ring sentadas esperando firmar camisetas.



the-wrestler-almudena-1.jpg


Sinopsis: La trama de El luchador nos narra la agonía profesional de Randy Robinson (Mickey Rourke), un luchador que en los años 80 había estado en la cumbre de la lucha libre profesional pero que ahora, 20 años después, sobrevive con exhibiciones en gimnasios de institutos y en cuadriláteros de tercera categoría. Olvidado por su hija (Evan Rachel Wood) e incapaz de mantener ninguna relación, Randy sólo vive gracias a la emoción del show y el apoyo de sus fans, pero un ataque al corazón le obliga a retirarse. Entonces, decide poner orden en su vida. Intenta acercarse a la hija que abandonó, a la vez que trata de superar su soledad con el amor hacia una stripper (Marisa Tomei).

No hay comentarios: