miércoles, 26 de agosto de 2009

Tristán e Isolda

El domingo vimos el drama romántico de Tristán e Isolda, basada en la leyenda medieval que relata el amor entre una princesa y un guerrero, el cual supondría poner en peligro la alianza entre Inglaterra e Irlanda.
Se presenta como un melodrama sin demasiadas sorpresas, con una historia típica de amor imposible entre dos personas que se aman a escondidas. Quizá le falta frescura ya que se entremezclan todos los elementos típicos del amor medieval, la bondad, el honor, el compromiso… el no poder expresar los sentimientos… En general el reparto es bueno aunque James Franco el actor que hace de Tristán no llega a cautivar ni a trasmitir nada de la mitad de la película al final, en cambio la historia los escenarios, la música y lo enlazado de la trama casan a la perfección.

Sinopsis: Tras la caída de Roma, los jefes militares de Inglaterra mantienen a raya a las fuerzas del rey irlandés Donnchadh (David Patrick O'Hara). Uno de esos líderes, Lord Marke (Rufus Sewell) pretende unir a las tribus inglesas para formar una fuerte nación que se gobierne por sí misma. Su caballero más importante es Tristán (James Franco), a quien Marke ha criado desde que ése se quedara huérfano tras un ataque irlandés en el que también murió la familia de Marke. Con Tristán a su lado, Marke cree que puede unificar a su gente y liberar Inglaterra del do-minio irlandés. Pero Tristán alberga un terrible secreto. Herido y da-do por muerto tras una batalla, es cuidado hasta que sana por Isolda (Sophia Myles), una misteriosa y guapa irlandesa que lo esconde de su padre, el rey Donnchadh, y de sus ejércitos y le devuelve la vida. Pero su apasionado romance se ve interrumpido cuando Tristán debe regresar a Inglaterra, sin saber si verá de nuevo a Isolda. Todavía tratando de crear cizaña y división entre las tribus inglesas, el rey Donnchadh regala a su hija como premio de un torneo entre todos los campeones de Inglaterra. Tristán gana la mano de la princesa para Lord Marke, cuya visión de una Inglaterra unida finalmente podría verse materializada. Tristán se horroriza al ver que la mujer que ha ganado para su señor, la mujer con la que Marke se casará, es Isolda, su salvadora irlandesa. Aún peor, Marke es un digno y buen futuro rey cuya confianza en Tristán ha hecho del joven caballero ser quien es. Primero separados por países en guerra, y ahora por la lealtad hacia el rey y su país, Tristán e Isolda deben reprimir sus emociones en aras de la paz y el futuro de Inglaterra. Pero cuanto más niegan su pasión, más ferozmente les abrasa. A pesar de sus esfuerzos por mantenerse alejados, Tristán e Isolda se sienten inexorablemente atraídos el uno por el otro, arriesgándolo todo por estar juntos en un posterior momento.


No hay comentarios: