jueves, 9 de octubre de 2008

El niño con el pijama de rayas



Pues esta tarde, hemos ido al cine. Hacia muchísimo que no íbamos pero como ya dije, de la cartelera lo que más me apetecía ver era El niño con el pijama de rayas.

Quedé impactada, conmocionada y exhausta al salir de la sala, yo y todo el público. Por unos instantes nadie hablaba todo el mundo estaba sobrecogido por el final.Es una película, sutil, bien cuidada y encuadrada. Es dulce por fuera pero dura y estremecedora por dentro. La mirada inocente del niño nos hace partícipes de cómo descubre la realidad que está a su alrededor. El niño nos hace cómplices de descubrir cómo había muchas personas con una venda en los ojos que no veian la cruda realidad de lo que se estaba viviendo. Bruno va atando cabos hasta ver que realmente lo que había cerca de su casa no eran granjeros y que el número de los pijamas (como él los llamaba ) no era un juego de niños.

La trama no se entretiene en lo dramático, sino que sigue un curso muy claro, desarrollando la personalidad de cada uno de los personajes. Todos evolucionan y no quedan en un segundo plano ni olvidados. Es una historia llena de pequeños guiños todo el tiempo con el espectador, todos sabemos lo que está pasando y lo que piensa cada personaje pero todo queda impregnado internamente . Es una tragedia, una amistad imposible con un desenlace durísimo pero que no podía acabar de otra manera. Al final solo queda la ausencia y la inocencia de un niño que ve con sus propios ojos la realidad.

2 comentarios:

super sayajin dijo...

Increible pelicula, solo me quedan ganas de leerme el libro!

De principio a fin con el la sensacion de todo lo que puede llegar acontecer al inocente niño.

Simplemente destacar que la pelicula no hace mella en el verdadero sufrimiento que en realidad se pudo vivir en aquellos días, la pelicula podría haber sido muchisimo más cruel a la vista del espectador.

Diddlina dijo...

Estoy de acuerdo contigo en todo.Es una película que te llena y te hace pensar.
Desde la perspectiva del sufrimiento, creo que la película no refleja lo que se vivió en Auschwitz(lugar en el que se basa la historia) pero tampoco creo que ese fuera el cometido del escritor del libro, ya que el libro esta recomendado a niños de 12 años.