martes, 18 de marzo de 2008

El pianista

La película es una autobiografia de Szpilman (Adrien Brody), un brillante pianista polaco y judío,que escapa de la deportación cuando los judios son transladados a los campos de concentración nazis. Obligado a vivir en el corazón del ghetto de Varsovia, comparte el sufrimiento, la humillación y los esfuerzos. Consigue escapar y se esconde en las ruinas de la capital, donde un oficial alemán acude en su ayuda y le ayuda a sobrevivir.

SOBRE WLADYSLAW SZPILMAN

Wladyslaw Szpilman tenía 27 años cuando estalló la guerra y ya era reconocido como uno de los pianistas polacos de conciertos más destacados. Estaba interpretando el Nocturno en Do menor sostenido de Chopin en la radio estatal polaca cuando la Luftwaffe bombardeó la emisora de radio hasta arrasarla.
Como judíos que eran, Szpilman y su familia fueron desalojados de su apartamento y apiñados junto con otros miles en el ghetto de Varsovia, donde el Pianista se ganó la vida como pudo, interpretando en los bares, en los que se reunían colaboradores y traficantes del mercado negro.
Fue uno de estos colaboradores judíos quien salvó a Szpilman del tren que llevó a su familia a la muerte en los campos de concentración. Gracias a una red de conocidos de antes de la guerra, a soldados de la resistencia y, sorprendentemente, con la ayuda de un oficial alemán, Szpilman sobrevivió a la guerra.
Después de la guerra, la radio polaca volvió a funcionar, con grandes apuros, y Szpilman completó el Nocturno de Chopin que había sido interrumpido tan brutalmente seis años atrás. El Pianista escribió sus memorias en 1946, pero las autoridades comunistas prohibieron el libro. El hijo de Szpilman quien, al igual que Polanski, nunca había hablado con su padre de la guerra, encontró el manuscrito y reeditó las memorias en 1999, que recibieron una gran aclamación internacional.
El libro de Szpilman es un vivo y gratificante relato de la vida en el ghetto y de cómo, sorprendentemente, logró escapar y sobrevivir. La fuerza del tema y de las emociones que genera, junto con la bonita y amplia gama de variados personajes secundarios, le convirtieron en una obvia fuente de inspiración para Roman Polanski, que ya se había encontrado con Szpilman en dos ocasiones.
En su tercer encuentro, a principios de 2000, Szpilman afirmó que era un gran placer para él que su libro se convirtiera en una película y que fuera su compatriota quien la dirigiera. Wladyslaw Szpilman falleció el 6 de julio de 2000, antes de que empezara el rodaje( Fuente: DePlaneta)

Opinión
La película es sencillamente sensacional. Es normal que le dieran el Oscar a Adrien porque hace un papel digno de tal premio. Es el reflejo de la lucha constante para que no te maten, para que no te descubran, una lucha por la supervivencia, por no morir de hambre. Me gustó la forma de contar la historia a pesar de ser algo tan triste. Siempre te imaginas como debió ser aquello, las fotos que nos quedan de aquellos momentos nos dan una muestra del genocidio que se vivió, pero la película aunque seguramente se quedará corta, muestra de una manera muy sensible el terror que tuvo que vivir el pianista. Paralelamente al actor, vemos el desmenbramiento de las luchas de poder, como poco a poco los polacos van ganando terreno, pero sobretodo y quiza lo mas duro de la pelicula es la crudeza de la muerte, como no existe humanidad, es un tratamiento frio entre las personas, donde solo existen las diferencias de raza

No hay comentarios: