sábado, 12 de enero de 2008

....Entradas antiguas....

LA JOVEN DE LA PERLA

La película, en mi opinión es de una calidad asombrosa, los decorados, los elementos de la sociedad burguesa están totalmente bien definidos. Vestimenta, fotografía, la reconstrucción de la casa de Jan Vermeer es de un realismo totalmente verídico… la ciudad de Delft ( Holanda) , esta muy trabajada. El papel de Scarlett es de una dulzura y ternura que hacen ahondar en toda su psicología, es una película de sentimientos contenidos, donde la banda sonora toma mucho protagonismo debido a la cantidad de silencios donde las miradas de los actores dicen mucho mas que cualquier grandilocuente diálogo.
La película se centra en un periodo concreto en la vida de Vermeer, en el momento en que el pintor busca la inspiración para un nuevo cuadro, algo que encuentra en su criada Griet una muchacha de pocos medios que llega a la casa para realizar las tareas domésticas. En ella hallará la intuición para captar los colores y la luz de sus lienzos.
Entre ellos surge un sentimiento profundo, él encuentra en ella una musa, cosa que no pasara desapercibida para la mujer del pintor.

Recomiendo 100% esta película para los amantes de la poesía, para aquellos que sepan interiorizar con el personaje porque caerán rendidos a una de las mejores películas que se han podido hacer sobre un artista barroco.

Centrándome ahora mas a lo que a mi me interesa es decir, el pintor Vermeer, comentaré que fue una persona que refleja el espíritu burgués de holanda, es decir una sociedad apacible, satisfecha y hogareña. Vermeer sabe armonizar y consigue el equilibrio entre la composición y el colorido.
De Vermeer conocemos muy poco, solo se le atribuyen 40 cuadros, de los cuales solo 2 están fechados. Hijo de tabernero, tasador y comerciante de arte, cuando su padre muere se hace cargo de todo. Pronto ingresó en el gremio de San Lucas y alli aprendió la técnica aunque siempre puso su toque de innovación.
Se casó con una mujer rica y tuvo 11 hijas, esto lo podemos observar en la película, al igual que sus cuadros estaban muy bien pagados a pesar que era muy lento pintando. Su lentitud provocaba la desesperación del mecenas quien le metia prisa por ello Vermeer se ponia muy nervioso y se bloqueaba. Desgraciadamente murió joven, pero todos sus cuadros merece la pena conocerlos.
Le gustaban los temas de contenido moral, pintar bodegones en primer plano y estancias con profundidad.

No hay comentarios: