domingo, 4 de noviembre de 2007

El Velo Pintado

Bueno, este finde no he ido al cine porque ya fuimos el día de todos los santos y no hay que abusar sino… dejamos la cartelera vacia, y nada he decidido escribir sobre alguna que he visto reciente y me he decantado por hablar un poco sobre El velo pintado.

El reparto es inmejorable Naomi Watts y Edward Norton, la atmósfera de la película es todo el tiempo sutileza y sencillez, los paisajes de China y la banda sonora embellecen lo que en algún momento se convierte en aburrido.

En la primera parte de la película se nos presenta a Kitty (Naomi Watts), una mujer ambiciosa y caprichosa que encuentra en dr. Fane (Edward Norton) un famoso bacteriólogo, un partido ideal para vivir a cuerpo de reina. Pero el matrimonio no funciona ya que ella no lo ama y no tarda en serle infiel con un amigo el cual estaba casado. El dr. Fane , descubre la infidelidad de su mujer , ella acorralada busca a su amante para contarle que los han descubierto, que deje a su esposa y se case con ella, pero este la rechaza y Kitty, vuelve con su esposo quien, en ese momento ya esta haciendo las maletas de los dos para irse a China, donde hay un brote de cólera. Fane, planea el viaje con la única intención de castigar a su mujer, y enseñarle que no va a vivir a costa suya siendo el otro. En la segunda parte de la película, cuando llegan a China el escenario cambia totalmente, de todas las comodidades que habia tenido Kitty se encuentra en un pueblo donde la gente muere solo por respirar, donde es todo el tiempo vigilada por un general, donde ha de caminar kilómetros para buscar agua… Fane no puede ni mirar a Kitty, porque la ama de verdad y no entiende como ella ha podido serle infiel, pero la carne es débil y ella empieza a ver en él muchas cosas y enseguida vuelve a surgir la llama entre ellos.


Una de las cosas que mas me gustó fue el tracto realista con el que se tratan los sentimientos, el arrepentimiento, la impotencia, los gestos de los actores retratan sin tener que decir mucho las emociones que sienten en cada momento, como la rabia interior que siente Fane, deseoso de poder gritarle el daño que le ha hecho ver intuir que dentro de la habitación estaba ella con otro hombre. Por otro lado, la enfermedad del cólera extirpada en nuestra sociedad occidental y tan temible en zonas como China, donde acaba con miles de personas cada año y no nos damos cuenta de que vivimos muy bien y que nosotros tenemos vacunas que ellos sino hacemos algo jamás podrán tener. El simple canal con ramas de bambú que Fane construye para llevar el agua no contaminada al pueblo, para ellos significa la vida, un milagro, algo que nosotros ni poniéndonos en su lugar, sabemos valorar.

Cine de este tipo de los años 20 donde haya un trato muy cercano con los personajes donde se traten las situaciones sin prisa no suele haber por ello quien quiera pasar un buen rato de domingo lluvioso, ya sabe.

No hay comentarios: